• Ruta de las Ermitas

Esta ruta es muy fácil, aunque muy larga (20km). Nos llevará una jornada entera.

No tiene ninguna dificultad técnica ni desniveles grandes, por este motivo se puede realizar fácilmente andando, en bicicleta de montaña e incluso corriendo.

Nosotros vamos a realizarla caminando porque nos interesa hacerla a modo cultural, visitando cada Ermita. Empezamos en Buera y acabamos en Castillazuelo, donde previamente, habremos dejado un coche.

Al llegar a Buera, encontraremos un panel informativo de la ruta y la señalización para comenzar. Al primer quilómetro caminado más o menos, encontraremos la primera ermita, la de San Juan. Pequeña y bien restaurada.

 

Hay que continuar la pista, actualmente asfaltada, hasta llegar a la ermita de Santa María de Dulcis. Este lugar merece una parada, encontraremos mesas de picnic, vistas a las montañas de Guara, un jardín botánico de oliveras y un original reloj solar hecho con oliveras.

 

El segundo sábado de mayo se celebra su popular romería, donde se juntan los pueblos de Buera, Huerta de Vero, Alquezar, San Pelegrín, Colungo, Radiquero y Asque. Después de una misa jotera todos los pueblos se reúnen para comer.

Pasaremos por al lado del reloj solar y continuaremos a la derecha. Esta pista se convertirá en senda con un poco de cuesta y al final de la senda torceremos a la derecha, encontraremos una buena pista para continuar camino a Salas Altas.

En esta parte del camino, disfrutaremos de buenas vistas al pirineo aragonés y, si vamos a finales de febrero podemos coincidir con el paso de las grullas e incluso observar la maravilla de los almendros florecidos que desprenden un agradable olor a miel.

 

Llegamos a Salas Altas, a la Ermita de la Candelera. Le llaman el “balcón del pirineo” porque tiene unas vistas magníficas, fue un lugar estratégico para el control militar de la zona.

 

 

Cruzaremos el pueblo de Salas Altas y continuaremos el camino hacia la ermita de la Virgen del Plano. Si queremos visitar Salas Bajas (donde se encuentra la Bodega Enate), éste es el momento. En vez de desviarnos dirección la ermita, continuamos hasta el pueblo, después tenemos que regresar al mismo punto. También es un buen sitio para hacer un descanso y comerse un bocadillo!

La ermita de la Virgen del Plano, está situada entre campos de viñas. Pertenece a la época medieval, se construyó en el mismo lugar que hubo una villa romana. Dispone de un atrio con columnas pareadas. Capiteles con arcos de medio punto de canon troncopiramidal típico del gótico.

 

 

Nos queda llegar a Pozán de Vero y ver la última ermita de nuestra ruta; será la ermita de San Macario. Con una bonita portada del s. XVIII decorada con estrellas y motivos de simbología astral. El día 2 de enero los vecinos de Pozán suben a celebrar su patrón y dar el comienzo de la fiesta mayor del pueblo.

 

Si se quieren visitar las ermitas de Dulcis, de la Candelera y de  la Virgen del Plano, se puede pedir la llave en el pueblo correspondiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.