• Vuelta circular San Pelegrín, Alquézar.

RUTA CIRCULAR ALQUÉZAR – SAN PELEGRÍN – ALQUÉZAR.

 

La excursión circular que proponemos hoy es fácil y asequible para todos los públicos, ideal para realizar en familia, con niños a partir de 8 años y que les guste caminar. Prácticamente todo el camino es por pista forestal.

Todo el recorrido completo se hace en dos horas, pero dependiendo del grupo, una opción interesante es llevarnos bocadillos y aprovechar para hacer un pique-nique. A mitad de camino, encontraremos la Fuente de San Pelegrín, es un sitio ideal para esto.

Bien preparados y sobre todo bien provistos de agua, saldremos de los Apartamentos Casa Aurelia hacia la derecha. Siguiendo el edificio giraremos a la derecha y bajaremos por el callizo hasta su final y allí, giraremos a la izquierda y cogeremos el camino. Más adelante encontraremos un cartel que indica San Lucas – Asque.

      

La subida por el Collado de San Lucas, nos costará unos 15 mín. una vez allí, veremos unas vistas sobre el río Vero extraordinarias y cogeremos aire para continuar la subida a las Balsas de Basacol. Desde el collado, seguiremos la senda a mano izquierda. Nos quedarán unos 20 mín. hasta llegar a las Balsas. Durante el camino tendremos oportunidad de ver cómo nos sobrevuelan los buitres.

Las Balsas de Basacol es un lugar tranquilo e ideal para relajarse y observar la fauna y flora típica de la zona. Además, descubriremos un “esconjuradero”, se trata de una pequeña construcción típica del pirineo aragonés, que del s.XVI al XVIII se construía para albergar rituales destinados a esconjurar tormentas, plagas u otros peligros que amenazaban las cosechas.

Seguiremos nuestro camino hacia San Pelegrín por la pista que sube por la derecha de las Balsas. A unos 200m. estaremos atentos a nuestra izquierda, entre las encinas veremos una casita de pastor antigua, típica de la zona.

Un poco más adelante a la derecha, veremos el cruce de Quizans. Lo ignoramos y continuamos la pista, caminaremos media hora hasta cruzarnos con la pista que viene de san Pelegrín y que va hacia el Mesón de Sevil. Nosotros giraremos a la izquierda, dirección San Pelegrín. Justo en este cruce se encuentra la fuente de la Mentirosa. Pero atención! No la encontraréis! Como su nombre indica es una mentirosa, nunca se sabe cuándo sale, después de épocas de lluvia no mana y cuando no llueve, sí.

Seguimos la pista y en 100m aproximadamente si vamos a la izquierda llegaremos a la Fuente de San Pelegrín. Allí podemos hacer un pique-nique y llenar las botellas de agua.

 

Volvemos a la pista y seguimos caminando hasta el pueblo de San Pelegrín.

El pueblo consta de dos calles que se unen en la plaza de la Iglesia. Ésta, dedicada a la Virgen de la Natividad y reconstruida en el s. XVIII. En frente, un crucero y con cruz nueva que lo corona, ya que la anterior alguien se la había llevado y la original fue destruida durante la guerra civil. Los primeros datos históricos son del s.XVI. Deshabitado en los años 60. Sin electricidad hasta el año 2006. La última década ha tenido únicamente 3 habitantes y una familia francesa en vacaciones.

 

Ahora ya sólo nos queda descender hasta regresar a Alquezar. Si vamos bien de tiempo, aún podemos desviarnos para ver la Ermita de San Gregorio.

Bajando por la pista, encontraremos un primer desvío a la ermita pero no lo cogeremos porque está prohibido el paso debido a que allí, se encuentra el comedero de buitres.

Encontraremos otro desvío más abajo. Nos fijamos a la izquierda, ya veremos unas escaleras que suben a la ermita. Hay unas vistas increíbles desde arriba. Luego, tendremos que volver a bajar por el mismo camino y seguir por una senda que nos llevará a Alquezar, pasando por una cabaña de pastor de nueva construcción y por la “Baseta”, balsa que sirve para regar los huertos de Alquezar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.